PASA Y SIÉNTATE EN MI PORCHE.

DESCANSA Y CHARLA UN RATO CONMIGO...

Navegante, entra al porche y deja tu comentario.

Las Nuevas Tecnologías avanzan que es una barbaridad e Internet cada vez se hace más presente en nuestras vidas, para lo bueno y para lo malo.
Los blogs han irrumpido en todo el mundo internáutico y el porche como no podía ser menos se pone en primera línea y no quiere quedarse atrás.
Este blog permite que el porche sea más participativo, un sitio en el que sea más fácil opinar, dejar un comentario o pegar aquello que simplemente se quiere compartir con los demás, con el único fin de mejorar la calidad de vida de nuestro pueblo y de sus gentes.
El único límite serán las que imponen las más elementales normas de educación y cortesía, el resto es cosa de todos nosotros.
Entra pues con toda confianza y siéntate un ratito a charlar plácidamente en este tu porche.

Sin raíces no hay ramas, sin árboles no hay bosque.
¡Abajo las raíces, arriba las ramas!
Ubuntu.

Salu2 cordiales y pedal-pedal.
"Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo." EDUARDO GALEANO.

"Cualquier objeto, por insignificante que parezca, tiene una historia que contar. Un mago de las palabras solamente tiene que saber imaginarla y luego, contarla." AYES & LUIS

21 junio, 2022

Conociendo una nueva planta: la matalahúva.

Sembrado de matalahúva o matalahúga
Todos los días son días para aprender y hoy ha tocado conocer a una nueva planta: la matalahúva.

Ya llevaba viéndola otros días, en  mis rutinarios paseos por los alrededores de Villanueva Mesía. Al pasar por la vega de Las Viñas, hoy he encontrado a la persona adecuada en el sitio idóneo para preguntar. El experto agricultor, se ha sonreído ante mi pregunta y sin pensarlo dos veces me ha lanzado la respuesta: ¡Eso es matalahúva!

Después de dar las gracias al amigo informante, he decidido hacer esta entrada en mi blog para buscar más información y conocer más detalles sobre esta para mi "nueva" planta, que había oído nombrar en multitud de ocasiones, pero que no la conocía sobre el terreno.

Mi primera duda es, ¿cómo se escribe?
Echo mano al diccionario de la RAE y encuentro que hay dos formas de escribirla: matalahúva ó matalahúga. A mi, me suena mejor "matalahúva", y con esa manera me quedo para mi uso personal.

Se trata de una palabra de origen árabe que traducida viene a significar  "grano dulce" o "grano de dulzor".
Tiene dos acepciones:
1. f. anís (planta umbelífera).
2. f. Semilla de matalahúva.

Flor de la matalahúva
Pero busco más datos sobre esta planta y encuentro en la Wikipedia:
Pimpinella anisum, popularmente el anís, anís verde, matalahúva​ o matalahúga, es una hierba de la familia de las apiáceas originaria del Asia sudoccidental y la cuenca mediterránea oriental.
Planta herbácea anual que forma matas de hasta 1 m de altura. Las hojas en la base son simples, de 2 a 5 cm de largo ligeramente lobuladas mientras que en la parte superior del tallo son pinnadas y más profundamente divididas. Las flores, de 3 mm, son blancas, pentapétalas y surgen en densas umbelas. El fruto es un esquizocarpio oblongo de 3 a 5 mm de largo con un fuerte sabor aromático.

El uso medicinal del anís es antiguo, como lo demuestra su presencia en la Capitulare de villis vel curtis imperii, una orden emitida por Carlomagno que reclama a sus campos para que cultiven una serie de hierbas y condimentos.
Semilla del anís o matalahúva

Y con respecto a los usos del anís o matalahúva, son diversos y variados. Veamos los más destacados:

            Alimentación: 
Sus semillas se utilizan como condimento en panadería, dulcería y repostería, en la elaboración de licores (anís, anisette) así como en algunos currys y platos de marisco. Todas las partes vegetales de la planta joven son comestibles. Los tallos tienen una textura parecida al apio y son mucho más suaves de sabor que las semillas. Se elaboran aguardientes como el aceite de anís.
            Uso medicinal:
Se utiliza la semilla. Es carminativo, favoreciendo la digestión, mejora el apetito, alivia los cólicos, incluidos los infantiles frecuentes en bebés lactantes, náuseas y flatulencias. ​El anís estrella (illicium verum) también es carminativo, digestivo y se puede utilizar de igual forma que el anís en semillas. El anís estrellado japonés (Illicium anisatum) es neurotóxico por lo que no debería administrarse a bebés y está contraindicado que lo tomen las madres lactantes.
Es muy valioso contra la tos fuerte y seca, con expectoración difícil, así como problemas respiratorios asociados a la gripe. Para ello, recomiendan el consumo de limonada caliente, preparada con una infusión de anís y tipo (Bystropogon mollis).
            
La matalahúva me ha traído al recuerdo muchos dulces típicos y bebidas en las que la semilla de esta planta es esencial e imprescindible. Una copa de anís y un mantecado casero que lleve matalahúva es algo que no puede faltar en la Navidad.

Rindiendo un sabroso homenaje a mis queridas tortas de Inés Rosales
También hubo una época en la que no faltaba nunca en mi mochila, un buen paquete de tortas de Inés Rosales, esas tortas finitas, artesanales, con más de 100 años de tradición, y en las que la matalahúva es ingrediente básico. Una delicia para los paladares más exigentes.

No hay comentarios: