Buscar en este blog

Navegante, entra al porche y deja tu comentario.

PASA Y SIÉNTATE EN MI PORCHE, DESCANSA Y CHARLA UN RATO CONMIGO...
Las Nuevas Tecnologías avanzan que es una barbaridad e Internet cada vez se hace más presente en nuestras vidas, para lo bueno y para lo malo.

Los blogs han irrumpido en todo el mundo internáutico y el porche como no podía ser menos se pone en primera línea y no quiere quedarse atrás.
Este blog permite que el porche sea más participativo, un sitio en el que sea más fácil opinar, dejar un comentario o pegar aquello que simplemente se quiere compartir con los demás, con el único fin de mejorar la calidad de vida de nuestro pueblo y de sus gentes.
El único límite serán las que imponen las más elementales normas de educación y cortesía, el resto es cosa de todos nosotros.
Entra pues con toda confianza y siéntate un ratito a charlar plácidamente en este tu porche.

Sin raíces no hay ramas, sin áboles no hay bosque.
¡Abajo las raíces, arriba las ramas!
Ubuntu.
Salu2 cordiales y pedal-pedal.


viernes, julio 25, 2008

Pregonero Fiestas Santiago 2008

Pregón de las Fiestas de Santiago 2008

Ilustrísimas autoridades, estimado público, querida familia y amigos villanoveros y villanoveras o de forma más familiar y como a mi más me gusta malenos y malenas, sin olvidar por supuesto a aquellos forasteros y turistas que, posiblemente, también se puedan encontrar por aquí.

Así que buenas noches a todos y a todas, sin olvidar desde principio un saludo muy especial a aquellos que han vuelto a su pueblo para pasar las fiestas y poder abrazar de camino a familiares, amigos y vecinos que durante todo el año han tenido tan lejos.

También un saludo afectuoso a esas “concas” de siempre, alma de las fiestas y ferias, que seguro se encuentran en la pista del colegio con inmensas ganas de que comience de una vez la fiesta, la jarana y la diversión.

Quisiera comenzar mi intervención en este acto del pregón, expresando públicamente mi agradecimiento a la Corporación Municipal, y en especial al Señor Alcalde, D. José Entrena por haberme invitado a actuar como Pregonero en estas fiestas de Santiago 2008.

Reconozco que es un gran honor que a partir de ahora portaré con orgullo, aunque realmente considero inmerecido, pues creo que aún me queda mucho por hacer y demostrar, para considerarme a mí mismo meritorio de este simbólico título de Pregonero de las Fiestas de Santiago.

No obstante, me ha tocado aceptar la amable invitación del Sr. Alcalde para pregonar las Fiestas de Santiago 2008 ¿Seré el pregonero que Villanueva Mesía se merece?

Y es que para mí, esto de ponerse a pregonar las fiestas no es tarea fácil, creedme.

De todos modos prometo ser breve y no hacerme pesado, os lo aseguro.

Aunque nacido en el granadino y universal Albaicín, al pie de la Alhambra, junto al río Darro, barrio de San Pedro, casa morisca de la calle del Arco, algo que llevo a gala y a mucha honra de forma muy arraigada, ya que profundamente me marcó en mi infancia, sabéis que, por circunstancias profesionales ya son más los años de mi vida (por encima de treinta) que he tenido la suerte de poder vivir en este maravilloso pueblo de la Vega del Genil, que desde el primer momento nos abrió acogedoramente sus brazos y en el que he podido ver crecer en paz y en buena salud a toda mi familia. La calidad de vida que ofrece nuestro pueblo, a pesar de que hay algunos que no quieran o no sepan darse cuenta de ello, para mí es algo totalmente primordial e envidiable, más aún en estos tiempos en los que el estress y la precipitación son la moneda corriente de cada día, siendo este motivo lo suficientemente importante como para querer quedarse a vivir aquí para siempre.

Durante todos estos de trabajo profesional he procurado que en nuestro pueblo exista una calidad en la educación de primer orden, luchando por contar con un centro educativo moderno que dé a sus ciudadanos más jóvenes servicios y actividades de máxima categoría, también he ofrecido mi tiempo y en bastantes ocasiones el de mi propia familia, a una constante entrega a causas educativas, culturales y deportivas. Todo ello ha hecho que me sienta muy arraigado y unido a esta mi "patria chica malena", a la vez que identificado e implicado, tanto en lo que Villanueva ha sido y es, así como con todo cuanto en nuestro pueblo acontece y pueda acontecerle en el futuro.

La verdad es que tuve algunos titubeos en un primer momento para aceptar la tarea de pregonero, la Concejala de Fiestas Toñi, bien lo sabe. Casi me desanimó la gran responsabilidad. Estuve en un tris de pasarle el testigo a otro. Luego reflexioné. Sentí que me traicionaba el corazón. Me animé a mí mismo y acepté la invitación.

Y aquí me tenéis. ¿Podía negarme a cantar a Villanueva en sus FIESTAS de SANTIAGO, cuando vuelven al pueblo los que tienen aquí sus raíces para revivir lo que cada año tiene un embrujo parecido y a la vez diferente?

Pues nada, manos a la obra y dispuesto me puse a calentarme la cabeza para teclear en el ordenador un pregón que no fuera tedioso ni aburrido.

Lo primero de todo, ¿qué dice el Diccionario de la Real Academia sobre el sustantivo pregón y el verbo pregonar? Como veis la profesión no puede olvidarse tan fácilmente de lado aunque se esté de vacaciones y es que la pista, aún disfrazada para las fiestas, no puede camuflar a esa venerable institución en la que nos encontramos.

Pues bien, el diccionario dice que un pregón, entre otras acepciones es hacer un "Discurso elogioso en el que se anuncia al público la celebración de una festividad y se le incita a participar en ella."
A partir de esa ilustrada definición, la tarea se me pone más fácil, ya que simplemente se trata de elogiar y ensalzar las fiestas, anunciarlas públicamente e incitar y animar a participar en ellas.
Elogiar las fiestas de Santiago a través de mis recuerdos, de mis vivencias de otras tantas y tantas fiestas de Santiago...

- Mirar para atrás es recordar a mis hijos pequeños queriéndose subir y subir en los columpios: en los caballitos, en el camión de bomberos, en el coche de la policía, en los coches de choque chicos,... todo ello a golpe de abrir y cerrar monedero, incansables y voraces de luces, sirenas, saltos, piruetas y revueltas mareantes. De forma tal que cuando terminaba el paseico, querían otro y otro, sin nada que consensuar, sin poder llegar a un acuerdo final, tal que la mayoría de las veces había que zanjar tajantemente la situación sacando a los muchachitos a pulso y a rastras. Vale, bueno, pues ahora me compras algo en el kiosco. Al final terminabas con un juguete de efímera vida o un peluche gigante o un super bastón cargado de caramelos que había de llevar paseando por todo el ferial provocando la sonrisa burlona y comprensiva de los que se ven o se han visto en circunstancias similares.

- Mirar para atrás es recordar aquellas primeras coloridas carrozas que terminaban su recorrido en las sombreadas choperas de la entrada del pueblo, privilegiado sitio de reunión en el que comunalmente se daba debida cuenta de las típicas y sabrosas viandas de feria basadas sobre todo en el jamón, queso y buen vino compartidos. Hacer el recorrido vía crucis de carroza en carroza recibiendo invitaciones y afecto de los amigos y amigas era y es el mayor ejercicio de vecindad que podía y puede realizarse. Dos imágenes del pasado en relación con este recuerdo son la escena de mi padre sentado a la sombra de los chopos, disfrutando sonriente de todo el festivo ambiente y la otra escena, la de la primera vez que monté, junto a mi señora Marisa, sobre un animal de cuatro patas. La yegua de mi amigo Rafalillo Navajas. Oído al dato: yo delante con las riendas en la mano, postura de jinete más o menos perfecta, a la grupa y nerviosamente agarrada la señora, también más o menos perfectamente colocada. Y... arre, chasquido de lengua, arre, otros chasquidos con la lengua y nada, el animal que ni se inmuta. Vaya fracaso. Rafa, muerto de risa, me dice que le dé con los talones. Acción y efecto fulminante, la yegua se pone a andar y al mismo tiempo la señora empieza a lentamente a girarse, volcándose a la vez que me arrastra irremisiblemente hacia el suelo. Las carcajadas fueron trepidantes, la diversión estaba garantizada para los siglos de los siglos.

- Mirar atrás es recordar a la ruidosa chiquillería en la Plaza de la Iglesia, rompiendo entre alocados y furiosos botijos rellenos de harina, de agua, de caramelos y de otras gratas sorpresas, que a montones se capturaban al romperse a garrotazos, a modo de jauría humana, dejando al portador del palo, con cara alelada y sin saber dónde acudir, olvidado a un lado. Intrépidos escaladores por una engrasada farola que tenía colgada una apetecible paletilla. O la pesca de monedas en barreño de chocolate, en el que hundían la cabeza dispuestos a un dulce ahogamiento, antes que a renunciar al codiciado tesoro. Todo ello aderezado con desgarradores y animosos gritos de los compañeros y la cómplice sonrisa de los padres. Cosas de las fiestas.

- Mirar para atrás es recordar noches de Santiago en la pista, abarrotada de mesas de amigos bien organizados, con un apetecible jamón presidiéndolo todo, que charlan en el reencuentro, añoran y rememoran pasados lejanos de infancias compartidas, quehaceres difíciles y que empujados por un invisible resorte saltan precipitadamente hacia la zona de baile arrastrando a la pareja, cuando de pronto resuenan los compases anunciadores del pasodoble. Vamos, vamos... Mientras exista el pasodoble, el baile de malenos colectivo y multitudinario estará más que garantizado. Prolongado disfrute hasta bien tarde, momento en el que el ritual de ir a la verbena se completa tomando el chocolate calentito con churros, que nos lleva hasta la cama cansados y satisfechos, y en la que cerramos un ojo deseando que al munícipe de turno se le pierdan los
cohetes mañaneros o al menos que se le pare el reloj-despertador. Y como ya ha refrescado y los bochornos de Santiago se alivian a estas altas horas de la madrugada, a descansar rápido que como te descuides pasa pronto la banda de música que se oye de menor a mayor intensidad según se acerca a la ventana de tu casa, recordándonos machaconamente que las fiestas continúan.

Y también tengo mis dorados momentos en el recuerdo, probablemente compartidos por muchos y muchas de los que escucháis este pregón:

- Mis especiales recuerdos para aquellas misas rocieras de Santiago que se celebraban en el Parque del Genil y en las que prácticamente todo el pueblo asistía y participaba fervorosa y atentamente. Banquetas al ristre, a paso rápido para coger un buen sitio y escuchar la Misa de Santiago adornada con cantos a la Blanca Paloma. Mire usted por donde, recuerdo especialmente una Misa Rociera en Santiago a la que no pude asistir por estar haciendo un curso de inglés en el Reino Unido, ese día comprendí perfectamente la nostalgia del maleno que se encuentra afuera y que por una causa u otra, no puede participar en su feria o fiestas. Hacía todos y cada uno de ellos va mi fraternal y apretado abrazo.

- Mis especiales recuerdos van ahora también para toda esa gente que ya no está con nosotros, pero que no podemos dejar de tener presente en estos días. Estoy seguro de que de una forma u otra, se encuentran aquí sentados a nuestro lado y en nuestro interior, a través del sentimiento de nostalgia, añoranza y cariño que desearía ser capaz de transmitir en este momento del pregón.

Y esta es mi Feria de Santiago que probablemente se parecerá más o menos a la vuestra, seguro de que cada uno tiene la suya, su momento ideal, su situación favorita y que la suma de todas esas ferias personales e individuales llevan a conseguir la Feria de Santiago colectiva, la de todos, la de nuestro pueblo.


Que las choperas se estremezcan: que lo cultural, lo deportivo, lo humano y lo divino se hermanen ocupando puesto de honor y que las fiestas patronales resulten espléndidas y llenas de grandeza y de esplendor.

Olvidad durante estos días vuestras preocupaciones y quehaceres cotidianos con la tranquilidad que da el trabajo bien hecho; pero hacedlo con espíritu de sana convivencia, armonía y mutuo respeto, y con la hospitalidad que tradicionalmente nos ha caracterizado.

Villanueva pacífica.

Villanueva trabajadora.
Villanueva solidaria.

Villanueva acogedora.

Villanueva participativa.

Felices fiestas y hasta siempre.

Luis Díaz González, 25 de Julio, Pregonero Fiestas Santiago 2008.

Puede imprimir el Pregón de las Fiestas de Santiago 2008 aquí >>>

miércoles, julio 23, 2008

El Camino Norte de Santiago

Toda una experiencia de las que dejan huella para toda la vida.


















Hacer en bici de montaña aproximadamante 540 kms por caminos y veredas, desde Santander hasta Santiago de Compostela, gran parte del duro trazado del Camino del Norte y ganar con ello "La Compostela" es algo que bien vale la pena: sudor, frio, lluvia, viento, calor, piel quemada, dolor de piernas y de culo, naturaleza en estado puro, todo queda como una simple anécdota ante el hecho de haber sido capaz de convertirse en un peregrino más que se ha esforzado para poder llegar a abrazar al Apóstol Santiago.

Testigo del momento de llegada es esta foto en la Plaza del Obradoiro junto con los maravillosos compañeros-peregrinos de ruta: José Emilio, Antonio y Gabi.



Información más detallada de esta experiencia puede verse aquí >>>

jueves, julio 10, 2008

Nacer o no nacer, a un lado u otro de la raya, esa es la cuestión.

En estos días de verano, de forma reiterada todos los medios nos cuentan de la llegada masiva de inmigrantes que usan la patera como medio de transporte.

La tragedía está en el número tan abrumador de personas que se amontonan en tan frágil transporte, y en la que la presencia de mujeres y niños de corta edad es cada vez mayor.

Si a todo lo anterior le añadimos el aterrador hecho de que casi ninguno sabe nadar, imaginar el infierno por el pasan estas criaturas cuando la mar está revuelta es escalofriante. Otra paradoja que con frecuencia se da, es el hecho de que cuando han superado la mayor distancia y se encuentran con que a pocos metros de la ansiada orilla, el rompeolas, vuelca la patera, teniendo que luchar desesperadamente para alcanzar, si hay suerte y no se ahogan antes, la salvación en esa ansiada España soñada que sienten tan cerca. ¡Qué angustiosa y frustrante situación!

Me faltan palabras para poder describir el sufrimiento que esta gente desesperada debe sentir, sabiendo que buscan simplemente el mejorar de vida.

Nacer en un lado o en el otro lado de la raya, esa raya ficticia que los hombres hemos trazado, es la cuestión.

Deseo profundamente que seamos capaces de reconocer este hecho y de que entre todos seamos capaces de mentalizarnos y presionar para que esta injusta circunstancia cambie.

Juan Torres Jiménez, el poeta y autor local, en su libro "De la nada al oasis" escribe en relación con este tema y copio lo siguiente:

------------------------------------------
En honor a los inmigrantes, que sufren y son incomprendidos...

Una patera vacia


La mar hambrienta se mueve
en acecho noche y dia,
y se nutre, cuando puede,
de suspiros y agonía.

Una patera se ve
llorando en la lejanía,
porque acaba de perder
el tesoro que traía.

Luchan porque sólo tienen la luz
que el sol les envía,
y, al cambiar vida por muerte,
se pierden cuanto tenían.

Su piel morena se duerme
sin arribar a la orilla.

Sus sueños los desvanece
el colmo de la desdicha.

Su delito fue tener
la más sublime osadía,
de arriesgarse, por comer,
hasta tres veces al día.

Juan Torres Jimenes: "De la nada al oasis".



domingo, julio 06, 2008

Patente Corso, de Arturo Pérez Reverte, por Luis, "el del porche".

Rescato, de otro virtual sitio, lo que con placer y en plan hormiguita había ido guardando. ¿Por qué perder todo esto?
----------------------------------------------------------------------------
Justificar este espacio en mi blog está más que sobrado. Como diría mi admirado Arturo, tiene que estar y está porque me sale de los "cohones". Perdón por el taco, pero hay quien imita a alguna de las imbéciles, para mi, estrellas del fútbol o de la farándula y está en su pleno derecho, y yo desde hace mucho me declaro profundo y gran admirador de Pérez Reverte, aunque algunas veces no comulgue con sus piedras de molino, qué le vamos a hacer... Al final me salí con la mía y lo hicieron académico de la RAE, por algo será, ¿no?

Pues bueno, este rinconcillo es mi humilde homenaje a su persona, también para pegar aquello que he leido y me ha gustado, impactado y no quiero que quede en el saco roto del olvido, y por supuesto, para poder deleitarme con la relectura cada vez que me apetezca, ale.

Por supuesto, se admiten comentarios en uno o en otro sentido, faltaría más.

Para ver algunas perlas de Arturo, hacer click aquí>>>








Arturo Pérez-Reverte nació en Cartagena en noviembre de 1951 y se dedica desde hace algunos años en exclusiva a la literatura, tras vivir durante más de 20 años (1973-1994) como reportero de prensa, radio y televisión, cubriendo informativamente los conflictos internacionales de ese periodo. Licenciado en Ciencias Políticas y Periodismo, trabajó 12 años como reportero del diario Pueblo y nueve en los servicios informativos de Televisión Española, como especialista en temas de terrorismo, tráficos ilegales y conflictos armados. Fue premio Asturias de Periodismo por su cobertura para TVE de la guerra de la ex Yugoslavia, premio Ondas 1993 por el programa La ley de la calle en Radio Nacional de España (un programa sobre el mundo marginal que se mantuvo en antena cinco años). Como reportero y enviado especial ha cubierto las guerras y conflictos de Chipre, Eritrea, Sáhara, Malvinas, El Salvador, Nicaragua, Chad, Mozambique, Angola, Croacia, Bosnia y la Guerra del Golfo; diversas fases de la guerra del Líbano, la campaña de 1975 en el Sahara, la crisis de Libia, las guerrillas del Sudán y golpes de estado y revoluciones como en Túnez y Rumania. En mayo de 1994 abandonó Televisión Española para dedicarse a la literatura por entero. Con el artículo Doña Julia y el asesino, aparecido en El Semanal del 6 de junio de 1993, comenzó su colaboración con esta revista dominical en la que mantiene un diálogo cómplice y muy personal con los lectores, no exento en ocasiones de polémicas y que a nadie deja indiferente. Arturo Pérez-Reverte ingresó en la Real Academia Española el 12 de junio de 2003, leyendo un discurso titulado El habla de un bravo del siglo XVII.

Mi Sangrilhá

Mi Sangrilhá
Mi amiga Ayes Tortosa dice que este es su Sangrilhá, yo me sumo a esa idea y me declaro habitante entusiasta de ese mundo.